Llegamos a ustedes gracias a nuestros anunciantes

Mostrando las entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas

domingo, 28 de junio de 2020

Opinión | "El Caracazo" en Curazao





(Foto: Persbureau Curacao)


Por Carlos Rivas - Cuando vi a algunos trabajadores, por los lados de Kwartier, obstaculizando la vía, no del todo pero haciendo el tráfico más lento, me resigné, me devolví y tomé otra ruta para llegar a mi destino, entendí las razones de su legítima protesta y es que al ciudadano no se le puede asfixiar mientras no se le exige sacrificios a funcionarios con altos salarios (Ojo, sacrificios lógicos porque ellos también tienen sus compromisos económicos con los que deben cumplir).

Sin embargo, cuando de la protesta se pasó al vandalismo, cuando empezaron los saqueos de productos electrodomésticos y electrónicos, cuando quemaron el carro, sentí que las llamas me quemaban desde la distancia pues hicieron volar mi mente y me hicieron sentir como alguien que viene del futuro (como cualquier venezolano que vivió el caracazo).

Veía en esa protesta el inicio de la debacle de un país pensando en, que por el libreto, las manos del gobierno venezolano debían estar metidas en esto, en que habían aprovechado la protesta para infiltrarla con personas que quieren venezolanizar a Curazao en el sentido de importar su crisis.

Pensaba que desde algún lugar de la ciudad, incluyendo la prisión, podría haber un Chávez esperando para ponerle más gasolina al fuego con su verbo.

Lo comentaba con alguien y me decía que lo bueno es que Venezuela, después del caracazo tardó años en llegar al punto, mi respuesta fué en términos de sistema: Venezuela tardó años en construir un framework y en cuestión de meses llevo a países como Bolivia, Ecuador y Argentina por la misma vía, y hacerlo con Curazao podría ser muy fácil.

Autobus quemado durante el "Caracazo" en 1989 (Foto: El Nacional)

Sin embargo, por primera vez estoy de acuerdo con la frase "Curazao no es Venezuela" y las razones son muy simples, en primer lugar, la salida del gobierno (que es su exigencia) podría suponer que la coalición mayoritaria viniera con un gobierno similar (mismas caras cambio de puestos) porque el régimen es parlamentario y no hay razones para llamar a una nueva elección. 

Pero además, y finalmente, en el momento de tocar áreas que están bajo el control del Reino Holandés, su intervención podría ser inminente poniéndole fin al intento.

Si, Curazao no es Venezuela, hay esperanza pero con los comunistas no hay que confiarse. Intentarán lo que sea para poner los recursos de la refinería al servicio de esos intereses y de la corrupción en general.

Pensando en sus bolsillo más que en el estómago del ciudadano, Dios nos siga protegiendo.

Gracias por llegar a esta línea...

Twitter/Instagram: @crivas3