Llegamos a ustedes gracias a nuestros anunciantes

jueves, 25 de junio de 2020

Disturbios y vandalismo tras manifestación en Punda


WILLEMSTAD - Una manifestación de empleados de la empresa estatal Selikor, terminó generando disturbios en el centro de Willemstad, luego que los manifestantes fueran desalojados por la fuerza de la sede del Consejo de Ministros en Fort Amsterdam. 

Un vehículo policial fue volcado e incendiado, bienes públicos y privados tanto en Punda como en Otrobanda fueron destruidos. Igualmente se registraron saqueos en algunos establecimientos comerciales, particularmente en tiendas de  artefactos electrónicos. 

Otros actos de vandalismo como destrucciones, saqueos e incluso incendios también se registraron en otras zonas de la isla como Salinja y Koraal Specht.

Con el fin de reestablecer el orden público, el gobierno tomó varias medidas, empezando por el cierre temporal del centro de la ciudad hasta el próximo viernes. Un toque de queda también fue decretado desde este miércoles a las 8:30 p.m. hasta las 6:00 a.m. del jueves.

En una rueda de prensa extraordinaria, el ministro de justicia Quincy Girigorie, reiteró que el gobierno respeta el derecho de los ciudadanos a manifestar pacificamente, pero también afirmó que "los derechos de unos terminan donde empiezan los derechos de los demás". El mandatario señaló que una cosa es manifestar de forma pacifica y otra es incurrir en disturbios y actos vandálicos.

Al momento de la alocución, se habían registrado 6 detenciones, pero es posible que más personas sean perseguidas por la justicia, indicó el ministro.

El primer ministro Eugene Rhuggenaat, lamentó los hechos y recordó a la ciudadanía que hay mecanismos ya establecidos para resolver las diferencias, dentro del estado de derecho. 

Rhuggenaath explicó que ya sabiéndo que se aproximaban los manifestantes al fuerte, estaba plenamente dispuesto a recibir y dialogar con tres de sus líderes, sin embargo esto no fue aceptado. Los manifestantes querían que él mismo saliera a encontrarse con la multitud, lo cual no fue posible por razones de seguridad, dijo el mandatario.

La protesta fue iniciada por los empleados de Selikor, debido a un recorte salarial temporal de 12.5 por ciento. La medida fue tomada por el gobierno como parte de un plan para poder ayudar a otros sectores afectados económicamente a consecuencia de la crisis de coronavirus y también responde a las condiciones impuestas por los Países Bajos.

(Foto cortesía de TV Direct 13)